Para algunos productos, mantener controles estrictos de temperatura durante el envío es fundamental.

Los alimentos congelados necesitan bajas temperaturas para prevenir el crecimiento de bacterias, las cuales pueden causar enfermedades graves si se consumen. Los productos frescos dependen de las condiciones específicas que requieren para mantener la vida útil una vez que llegan al mercado.

Ciertos productos farmacéuticos y vacunas requieren estar dentro de un entorno refrigerado ininterrumpido para garantizar la seguridad y la eficacia.

Garantizar la calidad y el cumplimiento normativo ahora es más sencillo con Sensum IoT. La protección de monitoreo de temperatura en tiempo real es tan simple como desempaquetar su sensor y configurar sus rangos de temperatura.

Sensum IoT Cool Room Monitoring ofrece:

  • Capturar automáticamente la temperatura del punto de control crítico, configurado para transmitir a intervalos regulares.
  • Alertas por SMS y / o correo electrónico cuando las temperaturas se encuentre fuera de los rangos requeridos.
  • Capture datos directamente en cámaras de refrigeración, congeladores, camiones refrigerados o vitrinas y otros entornos.
  • Busque y analice registros históricos para detectar patrones o anomalías en la gestión de su cadena de frío.